Saltar al contenido

Oraciones Poderosas Para Nuestro Día a Día

DESCUBRE LAS ORACIÓNES MAS PODEROSAS PARA TUS MALES

Las oraciónes poderosas por definición debemos saber que son un conjunto de enunciados que el creyente usa para acercarse o dirigirse a Dios. Estos enunciados o frases contienen mensajes poderosos que fomentan el crecimiento interior y ayudan a que las cosechas de fe den un mejor fruto.

Cosas tales como la sabiduría, la paciencia, la observación y el entendimiento, son cosas que la oración fomenta en el individuo. Aportándole serenidad y dotándolo de  un criterio global, que sin el ejercicio de algunas oraciónes poderosas, no se puede obtener.

oraciones milagrosas
oraciones milagrosas

¿CÓMO HAY QUE ORAR LAS ORACIONES PODEROSAS?

Hay varios modos para realizar el acto de orar. El primero de ellos es leer directamente de los escritos en voz alta. Según la creencia popular, este método es muy práctico a la hora de interiorizar las bases del sagrado texto y fomenta la memorización integral de esta, ya que el cerebro humano tiende a memorizar antes las palabras que se dicen en voz alta ante las que se comentan en voz baja (o voz interior)

Esta técnica es muy efectiva cuando se hace en grupo.

Por otra parte, otra de las opciones puede ser orar mediante la voz interna (o la voz del alma) repitiendo las frases una y otra vez de manera recurrente durante el día.

La eficacia de esta práctica se ve aumentada al hacerla en soledad.

Tras haber comentado lo anterior hay que aclarar que el acto de orar viene realmente del corazón. Unas simples palabras vacías nunca se podrán comparar a los actos que brotan directamente desde la sinceridad.

¿Por qué las oraciones católicas?

  • Son eficaces
  • Enseñan a amar y amarnos
  • Nos ayudan a conocernos mejor

Como comentábamos anteriormente, la diferencia entre orar y orar puede ser abismal en cuanto a la intención que uno le puede poner al acto y el resultado que se puede obtener de este.

Las oraciones  poderosas católicas son una eficaz herramienta que tiene como objetivo final adiestrarnos en el arte de hablar desde el corazón. Puesto que esta es la única manera de llegar a tener un contacto real con la sabiduría divina.

La oración nos enseña a amarnos para amar, a perdonarnos para poder perdonar y a entendernos para poder entender. Tras interiorizarnos en nuestro ser, descubrimos un regalo de sabiduría que siempre ha estado en nuestra posesión, pero no hemos podido abrirlo por la ceguera que nuestra ignorancia ha puesto en nosotros.

El amor de Dios, un amor incondicional, un amor que perdona todo pecado, un amor que respeta y un amor, que sobre todo, ayuda al prójimo.

Tras este contacto, pareciese que todo el universo se alinea para darnos aquello que siempre hemos deseado. Conocernos a nosotros mismos y saber que somos parte de algo más grande que aunque nosotros no podemos comprender esta diseñado a la perfección.

A continuación, una serie de ejemplos que con práctica te enseñaran a escucharte y escuchar con y al espíritu santo.

Oraciónes poderosas para comenzar con nuestra fé

Señor
Aquí estoy delante de Ti,
para ponerme en tus manos:
Para decirte que te amo
y que sin Ti mi vida es muy difícil.

Concédeme el perdón por todas mis faltas
y todo aquello con lo cual te he ofendido.

Ayúdame a ser mejor todos los días,
yo sé que puedo mejorar muchas cosas.

Perdóname sobre todo,
Si he hecho daño a alguien
y Bendice a quien haya hecho sufrir con mis actitudes.

Dame un corazón nuevo Señor,
para poderte amar como tú quieres.

Amado Señor,
quiero agradecerte por este día
y por todas las cosas lindas
Que me has regalado.

Especialmente te doy gracias,
Por creer en mí
y por darme hoy
Otra nueva oportunidad para vivir
y para ser mejor.

Padre Bueno
Dame el pan de cada día;
sobre todo dame la alegría
Necesaria para poder vivir;
dame la esperanza
Para no llenarme de temor
en los momentos de dificultad;
dame la fe
Para saber que nunca me abandonarás
y dale a mi corazón toda la paz
y serenidad que necesita
para afrontar los momentos difíciles de la vida.

Yo te amo Señor
y quisiera demostrártelo con mi propia vida.

Si Tú me ayudas todo es más fácil.

Me pongo en tus manos Señor,
por intermedio de la
Santísima Virgen María Auxiliadora,
Nuestra Madre Admirable
y en tus manos pongo también a los míos,
para que los protejas y los ayudes siempre.

Bendíceme y guíame Señor
En este nuevo día,
no permitas que me aleje de Ti.

Amén.

En nuestro sitio web tenemos para tí estas y muchas otras mas oraciones poderosas para todos los males, podrás encontrar la oración la magnifica, la oración de la noche, la oración de la mañana, entre muchas otras mas, todas ellas realizadas con la mas grande fé para que comiences a ponerlas en practica en tu día a día.