Saltar al contenido

Conoce que es el ayuno y oracion【2018】

Conoce que es el ayuno y oracion【2018】
Califica nuestro articulo

Ayuno y oración

El ayuno y oración se definen como ir voluntariamente sin comida para centrarse en la oración y el compañerismo con Dios. Cuando estas dos actividades se combinan y se dedican a la gloria de Dios alcanzan su plena efectividad.

 

Tener un tiempo dedicado de ayuno y oración no es una forma de manipular a Dios para que haga lo que deseas, más bien, es simplemente forzarse a enfocarse y confiar en Dios para la fortaleza, provisión y sabiduría que necesitas.

 

La biblia habla del ayuno y de la oración en la ley del Antiguo Testamento, donde específicamente requería oración y ayuno solo en una ocasión, que era el Día de la Expiación. La práctica se le conoce como “el día del ayuno”, Moisés ayunó cuando estuvo en el Monte Sinaí, por 40 días y 40 noches, recibiendo la ley de Dios.

 

Nehemías tuvo un tiempo de oración y ayuno al enterarse de que Jerusalén todavía estaba en ruinas. Pasar tiempo en oración y ayuno no es automáticamente efectivo para lograr los deseos. Ayunando o no ayunando, Dios solo promete contestar nuestras oraciones según su voluntad.

 

La oración y el ayuno también ocurren en el Nuevo Testamento. Ana “adoró día y noche, ayunando y orando” en el Templo. Pablo y Bernabé pasaron tiempo orando y ayunando por el nombramiento de ancianos en las iglesias.

 

El propósito del ayuno durante la oración cristiana es enfocar nuestros pensamientos en Dios. El ayuno no es un método para castigar el cuerpo y tampoco se usa como “dieta”. No debemos pasar tiempo orando y ayunando para perder peso, sino más bien para ganar un compañerismo más profundo con Dios.

 

El ayuno y oración a menudo van de la mano, pero este no es siempre el caso. Puedes orar sin ayunar, y ayunar sin orar, ya que la Palabra de Dios no ordena específicamente a los creyentes que pasen tiempo en oración y ayuno. Al quitar nuestros ojos de las cosas de este mundo, a través de la oración y el ayuno bíblico, podemos enfocarnos mejor en Cristo.