Oración para bendecir y proteger a mi familia todos los días de la semana

La familia es lo más importante que Dios nos ha permitido tener en esta vida, tanto así que, cuidamos a nuestras madres, padres y hermanos contra cualquier obstáculo que se presente. La oración para bendecir y proteger a mi familia es de gran importancia, ya que, a través de ella, podemos pedir a nuestro Señor y Dios por la protección de toda nuestra familia.

Hay personas que también se ganan el derecho de ser llamados parte de nuestra familia, aunque no lleven nuestra sangre son elementos fundamentales que nos regalan sonrisas y felicidad. La vida nos enseña que la familia es lo más importante que tenemos y por tal motivo debemos cuidar y proteger a como dé lugar.

Oración a Dios pidiendo bendecir y proteger a nuestra hermosa familia

Si sabemos orar debemos mantener en nuestras súplicas a cada integrante de nuestra familia, ponerlos delante de Dios y confiadamente pedirle por su bienestar. En esta oración para bendecir y proteger a mi familia vamos a tener un momento de comunión con Dios y pediremos protección.

 

Dios grande y bueno,

Señor de misericordia infinita,

Tú que reinas, sobre todo,

Lo que existe y ha de existir.

 

Tus maravillas son incontables,

Desde el principio nos amaste,

Nos escogiste como tus hijos,

Y enviaste a tu hijo,

Para darnos salvación.

 

Sabemos que solo en ti,

Podemos estar confiados,

Jamás nos vas a abandonar,

Librándonos siempre del mal.

 

En consecuencia en momentos de aflicción,

Tú nos consuelas y alientas,

Nos levantas por muy dura,

Que sea la caída.

 

Estas presto siempre,

A todas nuestras suplicas,

Además, escuchas nuestras oraciones,

Respondiendo al clamor,

De los que te aman.

 

Por esto, y más ¡Oh Dios!

Ya que venimos a ti en oración,

Pidiendo por nuestra familia,

Protección y bendición.

 

Guárdalos Señor Dios,

De tal manera protégelos donde vallan,

Donde quiera que caminen,

Se tu protegiendo sus pasos.

 

Quita de su camino,

El peligro que se les avecine,

Asimismo líbralos de la muerte,

Apártalos y escóndelos,

En un lugar seguro.

 

Si hay alguna enfermedad,

Pasa tu mano sanadora,

No permitas que tal dolencia,

Se apodere de su organismo.

 

Por consecuencia envía tus ángeles Dios,

Para protegerlos,

Que sean de guía para no caer,

En las trampas del enemigo.

 

Igualmente Omnipotente eres Dios,

Ya que a ti solo a ti, acudo en oración,

No tengo más donde ir,

Tú eres mi refugio,

 En la tormenta.

 

Ante ti pongo mi familia,

Mis padres, hermanos,

Todos están ante ti,

Oh Dios del cielo.

 

Igualmente cuida su salida,

También, protege su llegada,

Quita todo riesgo,

Protégelos Señor.

 

También oh Dios,

Quiero pedir tus bendiciones,

ya que derramas sobre,

 Cada uno de ellos.

 

Tus maravillosas e innumerables,

Aprobaciones Señor,

Bendice cada paso que den.

 

Asimismo donde vallan y estén,

Pon en ellos tu gracia,

La cual les permita ser amados.

 

Pon en cada uno de ellos amor,

Donde lleguen puedan impartir,

Transmitir ese amor que tú,

Nos regalas cada mañana.

 

Dios del cielo,

De la misma manera has que todos sus días,

Estén llenos de amor, bendición,

Protección y de tu gracia.

 

Solo en ti puedo estar seguro,

Sé que respondes mis súplicas,

Mi oración no es en vano,

Escuchas nuestra intimidad.

 

Igualmente quiero agradecerte,

Todo lo que haces por mí,

Esa manera de responder,

Actúas de inmediato.

 

No tengo palabras Señor,

Para describir lo que haces,

En nuestras vidas,

Gracias Dios.

 

Asimismo a ti doy la gloria,

Honra y honor,

La cual te pertenece,

Desde siempre Señor y Dios.

 

Bendecimos tu nombre,

Agradecemos por tus milagros,

Alabamos tu nombre,

Porque eres bueno Dios.

 

Finalmente a ti entrego mi familia,

Se tu quien los proteja,

Los bendiga y siempre,

Los guardes.

 

Amén.

 

¿Cómo logramos tener protección absoluta para cada integrante de la familia?

No hay nadie que pueda tocar a nuestra familia si es Dios el protector. Ya que, gracias a su infinita misericordia y el perdón que tuvimos a través de su hijo Jesús, somos bienaventurados. Además, podemos pedir al padre con fe y saber que así mismo, él va a responder. A través, de la oración se puede bendecir y proteger a la familia.

En consecuencia, mantengamos siempre esa comunión con Dios continúa para así ver su respuesta en nuestras vidas y la familia, él está dispuesto a cuidarlos en todo momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir