Oración efectiva a Santa Elena para amarrar y desesperar a un hombre

Santa Elena tú que eres poderosa para amarrar como igualmente desesperar a la persona amada, quiero que vengas y vuelvas loco a mi hombre, que en su cabeza no tenga tranquilidad, para que siempre esté pensando en mí. Que en todo momento su pensamiento esté reflejado hacía mí, no quiero perder a mi hombre, ya que lo amo con toda mi vida y no resistiría perderlo.

Tú qué sabes todo en cuanto al amor, sabes el sufrimiento que llevo conmigo, ya que mi hombre se quiere ir de la casa, dejándome sola y desamparada, sintiéndome derrumbada sin ganas de vivir.

Santa Elena por medio de esta oración amarra como también desespera a mi hombre

Con esta humilde oración te pido Santa Elena me ayudes en todo lo que puedas, para que mi hombre llegue a desesperarse tanto, que regrese lo más pronto posible arrepentido en mi busca.

Mi Santa Elena gran protectora como,

abogada en el amor hoy vengo a ti,

para glorificarte porque grandes,

han sido tus bendiciones,

hacia mí.

 

Hoy vengo a ti para que me ayudes,

como siempre lo has hecho vengo,

 ante ti con el corazón roto por,

 mi hombre que se marchó,

de mi lado.

 

Por eso vengo a que me concedas con,

tu gran amabilidad para que mi pareja,

regrese y nunca me deje.

 

Santa Elena no podría soportar que,

ponga sus ojos en otra mujer,

que no sea yo.

Quiero que me ayudes para qué en todo,

pensamiento éste siempre yo,

que su cuerpo, alma como el,

espíritu esté siempre,

conmigo.

 

Santa Elena tu que eres gran poderosa,

en el amor te pido que no tenga,

cabida en su corazón para más,

nadie que no sea yo.

 

No soportaría que buscara otros,

labios que no sean los míos.

 

Quiero mi Santa que mi nombre,

lo atormente en todo momento,

que cuando valla a llamar su,

mente esté solo para mí.

 

Santa mía que todo pensamiento carnal,

hacia otra persona muera porque,

sólo yo le podré dar el placer,

que tanto necesita.

 

Te pido que nos mantengas unidos,

para siempre porque nos,

pertenecemos el uno,

al otro.

 

Que pueda conquistar su corazón,

nuevamente para que no haya,

nada que nos pueda separar.

 

¡Oh! Gloriosa Santa Elena te pido,

que mi hombre no tenga la,

debida paz si no quiere,

estar conmigo.

 

Amada Santa quiero que ni la comida,

como cualquier entretenimiento,

le satisfaga para que ni,

durmiendo ni despierto,

se olvide de mí.

 

Bendita seas sé que sabrás amansar,

su corazón para que vuelva a mí,

como ese corderito noble,

que vuelve a su rebaño.

 

Que cuando valla a pronunciar un nombre,

siempre esté el mío por delante,

para que sueñe que solo en,

mis brazos, quiera estar.

 

Santa Elena quiero que me traigas,

de inmediato a mi hombre,

que venga dulce, amable,

como sincero a mis pies.

Quiero que venga feliz como un niño manso,

 asimismo, amoroso como esa persona,

 que no quiere separarse ni un,

 segundo de su ser amado.

 

Que cuando decida regresar encuentre,

el verdadero amor que suspira por él,

sabiendo que yo soy la persona.

 

Que puedo darle la plena felicidad,

que ahora no tiene para así,

esforzarme en darle todo el,

verdadero amor que él,

necesita.

 

Que el cuerpo, el alma como el espíritu,

vengan lo más pronto hacia mí,

yo te llamo para que me des,

todo tu amor.

 

Porque desde ahora en adelante,

no conseguirás a otra mujer,

que quieras besar.

 

Sólo mis labios besarás como tus,

ojos solo a mi verás porque,

soy la única persona,

que te ama.

 

No tardes tanto en regresar a mi lado,

mira que mi corazón no aguanta,

está que se revienta y suspira,

a cada segundo por ti.

 

Santa Elena mía sé que me concederás,

este milagro que te pido desde lo,

más profundo de mi corazón.

 

Confiando que siempre estarás bajo,

mi amparo como también,

de mi fiel protección.

 

Amén.

Importancia de nuestra súplica en la actualidad...

En estos tiempos que estamos viviendo, es muy difícil que nuestros hombres no consigan otras mujeres en sus caminos, pero por esta razón es por la que debemos actuar los más pronto posible, solicitando la ayuda poderosa de nuestra Santa Elena quien es la Reina en cuanto al amor. Es ella quien podrá intervenir rápidamente para que nuestro hombre permanezca siempre a nuestro lado por medio de la oración para amarrar y desesperar a un hombre en el nombre Santo de Santa Elena y así no piense jamás en ninguna otra mujer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir