Oración a la Virgen de Fátima para pedir ayuda de un milagro urgente

Ocurre que en muchas situaciones de la vida requerimos urgentemente de un milagro, ya que, pasamos por momentos difíciles en los que no encontramos soluciones. Sin duda, poner nuestra confianza en la Virgen de Fátima será una buena opción. Por medio, de esta oración que dirigimos a la Virgen de Fátima para pedir ayuda, conseguiremos ese milagro que tanto deseamos.

La Virgen de Fátima es muy conocida por sus creyentes, ya que, tiene el poder de conceder cualquier tipo de peticiones en favor de los que le guardan fidelidad y lealtad. Sin embargo, aún existen personas que no creen, ni conocen de su gran poder, a estas les invito a que hagan esta humilde oración y vean sus resultados.

Oración poderosa a la Virgen de Fátima para pedir ayuda o un milagro

La verdad es muy sencilla recibir un milagro de la Virgen de Fátima, solo es cuestión de tener fe y pedirle de la manera correcta, en esta oración a la Virgen de Fátima que mostraremos a continuación para pedir ayuda.

 

Santa Virgen de Fátima,

Eres virtuosa y mágica,

Es por ello que hoy acudo,

A ti.

 

Con gran aflicción vengo,

Ya que, estoy pasando,

Por duros momentos,

Donde solo tú puedes,

Darme la salida.

 

Ayúdame Santa Virgen,

Bendita seas por conceder,

Cada petición,

Que hago a ti.

 

¡Oh Virgen de Fátima!

Eres mi refugio,

A pesar de, las pruebas,

Me ayudas,

Mediante tu poder.

 

En esta dificultad,

Necesito un milagro,

Urgente de tu parte,

Tal como, siempre me has,

Ayudado a mí.

 

Creo así en el poder,

De esta oración,

Así como, creo fielmente,

En ti Virgen de Fátima.

 

Con tu ayuda podré vencer,

Cada obstáculo que me,

Presenta la vida,

Agarrado de tu mano,

Como siempre ha pasado.

 

Oh Sagrada Virgen de Fátima,

A ti presento mi vida,

Así también, la de mi familia,

Y los seres que más amo.

 

Para que con tu manto poderoso,

Los cubra todos los días,

De su vida,

Brindando protección,

Salud y vida.

 

En cuanto a, lo que yo necesito,

Te suplico que me otorgues,

De tus grandes milagros,

Hazme merecedor,

De todas tus maravillas.

 

Oh gloriosa Virgen de Fátima,

Intercede por mí,

Delante de Dios para que,

Pueda ayudarme,

Urgentemente.

 

De la misma forma;

Te pido también, que intercedas,

Para que yo pueda tener,

La salvación de mi alma.

 

Además, el perdón por,

Mis pecados,

Aunque reconozco,

Que muchas de mis acciones,

O actitudes puedan.

 

Llegar a disgustarte,

Te pido que de igual manera,

Puedas perdonarme,

Y facilitar lo que ahora,

Te estoy pidiendo.

 

Durante, mucho tiempo,

Había escuchado a las,

Personas hablar de ti,

Contando tus prodigios,

Milagros y virtudes.

 

Por esa razón,

Decidí buscarte y conocerte,

Para así también, dar fe,

Y testimonios de tu gran poder.

 

Gracias bendita Virgen de Fátima,

Por escuchar esta plegaria,

Que con toda mi fe,

Hago hacia ti.

 

Esperando que suba con amor,

Hasta tu Santidad,

Para que puedas da respuestas,

Positivas a mi vida,

Ayudándome.

 

Protege y resguarda,

Cada paso que doy Virgen Santa,

Aparte de mi camino,

Todo lo malo que quiera,

Venir hacerme daño.

 

Guíame por el camino,

Que sea correcto para transitar,

Conforme a tu voluntad,

Para saber que cada milagro,

Viene de tu parte.

 

Agradecido infinitamente,

Por darme la oportunidad,

De estar en tu presencia,

Compartiendo mis penas,

Gracias Virgen de Fátima.

 

Sé que con tu mágica ayuda,

Prontamente obtendré,

Lo que necesito,

Te alabo y bendigo.

 

Amén.

Gracias a las oraciones podemos conseguir excelentes respuestas

Cabe resaltar el poder que tienen las oraciones en nuestra vida, por medio, de ellas conseguimos respuestas ante las adversidades que nos rodean. Dios es nuestro fiel compañero, él da potestad a la Virgen de Fátima para que está nos ayude a solventar esos problemas a los que se nos hace difícil encontrar solución al pedir ayuda por medio de la oración.

Sin embargo, es necesario también agradecer y llevar ofrendas ante el altar de la Virgen de Fátima para que la Virgen se complazca en volver ayudarnos en cada situación apremiante, también debemos dar testimonios para que los que aún no la conozcan, puedan acercarse y creer en ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir