Oración a la Virgen de Guadalupe para la sanación de enfermedades graves

Las oraciones a la Virgen de Guadalupe son de gran ayuda para superar cualquier tipo de enfermedad. Cuando una persona padece algún tipo de problema de salud, la oración a la Virgen de Guadalupe para sanación tiene gran poder, ya que, sus fieles reciben, a través, de ella grandes milagros. También, sus fieles pueden tener total confianza  en sus oraciones.

Sabemos que para Dios no existe nada que sea imposible, también, sabemos que la Virgen de Guadalupe intercede por nosotros ante el Padre en todo momento, por lo tanto, nuestras plegarias serán respondidas con rapidez mientras tengamos fe. Las oraciones deben hacerse de todo corazón, con nuestras más humildes palabras las cuales dirigiremos a la Virgen de Guadalupe en cada oración.

Oración poderosa a la Virgen de Guadalupe por sanidad

Si algún familiar está enfermo u otra persona allegada a ti, esta oración es muy efectiva, asimismo, puedes encontrar fortaleza en la oración, así como, obtener grandes milagros. La oración a la Virgen de Guadalupe para sanación, nos ayuda a mejorar la salud.

Virgencita de Guadalupe,

Madre querida y reina,

También, eres intercesora,

Por cada uno de tus fieles.

Amada por muchos,

Misericordiosa madre Santa,

Tus milagros son de ayuda,

Para tantas personas que,

Solo en ti confían.

Hoy te pedimos,

Para que puedas sanar,

Las enfermedades,

 Que aquejan, Así también,

 Impidas que regresen.

Aleja todo espíritu del mal,

Resulta que, sin ti,

No hay otro modo,

Oh madre Santa.

Regálanos de tu fuerza,

Asimismo, podamos llevar,

Nuestras oraciones,

Con fe ante tu presencia.

De cualquier forma,

Tú estás presta a oír,

Todas nuestras oraciones,

Sin importar la circunstancia,

Ya que, para ti no hay imposibles.

Hoy estamos ante ti,

Con nuestras más sinceras,

Oraciones y plegarias,

Pidiendo intervengas,

En favor nuestro.

Oh Virgen de Guadalupe,

Protégenos con tu manto,

También, aleja de nosotros,

Todo lo que pueda dañar,

Nuestra salud física.

Te imploramos oh Virgen,

Guíanos en nuestro andar,

Cuida nuestra entrada así como,

También, cuida nuestra salida.

Eres luz en medio de tinieblas,

A pesar de, los obstáculos,

Tu manto nos cubre,

En todo momento y protege,

De la mano del cazador.

Oh Virgen de Guadalupe,

Tú tienes el poder de sanar,

Así como, puedes responder,

Inmediatamente la oración,

De los que te invocan.

A través, de esta oración,

Te pedimos con humildad,

Regales de tu poder sanador,

A toda mi familia entera.

Santísima Virgen de Guadalupe,

Concede sanación,

 A mis amigos,

Así como, todos los que necesiten,

De tu gran poder sanador.

Que logren tener,

La sanidad que tenían,

En sus cuerpos antes de,

La enfermedad que les vino.

Virgen de Guadalupe,

No rechaces mis suplicas,

Asimismo te pido que,

Las escuches y respondas,

En ti confiamos madre Santa.

Has que nuestra familia,

Este totalmente alejada,

De cualquier enfermedad,

Por eso, te pido un milagro.

Es tu gran poder,

Sin duda, el que nos ha dado,

La tranquilidad de saber que,

Respondes nuestras oraciones.

Igualmente jamás nos has fallado,

Tu poder es infinito para con nosotros,

No hay dudas de,

 Todo lo que haces,

Por eso, te amamos madre Santa.

Tú ayudas sin ningún tipo,

De condición, ya que,

Solo quieres que tus siervos,

Estén sanos y actos para seguirte.

Asimismo no hay enfermedad,

Que no pueda ser sanada,

Ya que tu poder se destaca cuando,

La enfermedad es terminal,

Tal como, pareciese que,

No hay cura.

Finalmente es allí donde demuestras,

Que tu poder va más allá,

De lo que pueda imaginar,

El ser humano aquí en la tierra,

Amén.

¿Podemos obtener sanidad?

Mientras las oraciones sean con mucha sinceridad, así mismo la Virgen de Guadalupe tomará las plegarias con prioridad y responderá a sus siervos. Esta  oración a la Virgen de Guadalupe para sanación nos permite milagros asombrosos, ya que, su poder es inmensurable y no hay dudas de lo que hace a sus fieles seguidores, podemos confiar plenamente en sus grandes milagros.

Asimismo, podemos hablar a los demás sobre su inmenso poder, todo lo que hace para dar una vida espléndida a sus fieles devotos. Tenemos la oración como canal para comunicarnos y poder pedir de sus milagros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir